Cómo actuar frente a la picadura de medusa en perros

7-Aug-2019

Comunicación:

Como cada año, con el inicio de la subida de las temperaturas en primavera las medusas comienzan a invadir nuestras playas. Algunas de las causas de estas oleadas de medusas que se dan cada año están relacionadas con el factor humano: sobrepesca de especies depredadoras de las medusas, cambio climático, así como una mayor cantidad de vertidos de residuos al medio marino. 

 

Existen cientos de especies de medusas, pero las que con mayor frecuencia visitan nuestras playas son: Chysaora hysoscella, Pelagia noctiluca, Rhizostoma pulmo y Cothilorhiza tuberculata.

 

 

La presencia de medusas en nuestras costas tiene un efecto negativo, ya que algunas especies suponen un peligro, ya que el contacto con éstas puede dar lugar a una dolorosa picadura. Nuestros amigos peludos, por su carácter curioso son un blanco fácil para la picadura de estos invertebrados.

 

No obstante, tenemos que tener en cuenta que nuestros animales a consecuencia de una serie de características (presencia de pelaje abundante, almohadillas duras, etc) están más protegidos frente a la picadura de medusas. Sin embargo, si ésta se llega a producir es igual de dolorosa que en los seres humanos.

 

Las regiones donde más suelen sufrir picaduras de medusa nuestros peludos son en cara interna del pabellón auricular, trufa, belfos, región abdominal y región inguinal, al tratarse de las zonas más desprotegidas de su anatomía.

 

En el caso de que estemos pasando un día en la playa con nuestra mascota y ésta sufra una picadura por medusa podemos seguir una serie de pautas

  1. No debemos dejar que se rasque ni que se lama la zona de la picadura.

  2. Retirar restos de medusa que hayan podido quedar adheridos a la zona (siempre usando guantes).

  3. A continuación, aplicaremos frío sobre la zona afectada buscando un efecto analgésico. Nunca aplicaremos el frío directamente sobre la piel ya que podemos inducir la formación de quemaduras (siempre envolveremos la fuente de frío en un paño o similar).

  4. Aclarar con agua salada la zona (nunca utilizar agua dulce).

  5. Raspar la zona con una tarjeta de crédito o similar.

  6. Aplicar sobre la zona una solución de ácido acético (vinagre) durante 10 minutos aproximadamente.

  7. Secar bien la zona.

  8. Acudir al veterinario para que lleve a cabo una revisión exhaustiva de la lesión así como para que nos paute un tratamiento con una pomada analgésica con corticoides o antihistamínicos.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

para-bichos-BW.png
Servicios
 
Para Tiendas   
Para Mascotas
Para Veterinarios
Para Laboratorios
Contenidos
 
Blog  
Facebook
Instagram 
Contenidos
 
Blog  
Facebook
Instagram
  • Facebook
  • Instagram