¿Cómo actuar frente a un golpe de calor?

26-Jun-2019

Comunicación:

El golpe de calor es una reacción que se produce cuando sube la temperatura corporal de manera muy brusca y el organismo no es capaz de compensarla, sabiendo que la temperatura normal de un perro son 39,2ºC.

 

Es una urgencia médica y se debe acudir al veterinario de forma inmediata, ya que el incremento de la temperatura va a tener una serie de repercusiones que pueden desencadenar un fallo multiorgánico y la muerte del animal.

 

Los primeros síntomas que vamos a observar en un perro que está sufriendo un golpe de calor van a ser jadeo intenso y respiración muy acelerada. A continuación, y en función de la gravedad, se pueden observar vómitos y diarrea, hasta convulsiones y pérdida de la conciencia,  entre otros.

 

 

Si creemos que nuestro animal está sufriendo un golpe de calor podemos llevar a cabo acciones para bajar la temperatura mientras acudimos al veterinario:

  1. Podemos darle un baño a 20º C  (nunca a menos temperatura porque podemos producir un shock térmico, a parte inducimos una vasoconstricción periférica que va a dificultar la pérdida de calor).

  2. Dar masaje en piel tras el baño, ya que esto aumenta la circulación periférica lo cual favorece la pérdida de calor.

  3. Aplicar hielo en zona de ingles y axilas (nunca alcohol ya que corremos el riesgo de intoxicación). El hielo siempre debe ir envuelto en un paño suficientemente grueso para evitar quemaduras dérmicas por el contacto con el mismo.

  4. Poner en frente de un ventilador.

  5. Si conseguimos una temperatura de 39,5 se debe cesar el enfriamiento ya que estos pacientes pierden la capacidad de termorregulación y si seguimos enfriándoles corremos el riesgo de provocar una hipotermia (los pacientes con hipotermia tras golpe de calor tienen más probabilidades de morir).

No obstante, si tu perro sufre un golpe de calor y lo supera, debes llevarlo al veterinario para descartar que hayan quedado secuelas en algún órgano (alteraciones de la coagulación, alteraciones en sistema nervioso, afección renal, hepática y digestiva, arritmias cardiacas, síndrome de dificultad respiratoria aguda, entre otros).

 

En cuanto a la prevención de un golpe de calor deben tenerse en cuenta los siguientes puntos:

  1. Agua fresca a libre disposición siempre.

  2. Acceso a lugar fresco y  con sombra.

  3. Evitar paseos y mucho menos ejercicio en las horas más calurosas del día.

  4. Nunca dejar a los animales encerrados en lugares calurosos y mal ventilados, como los coches.

Deberemos tener especial cuidado con los animales  geriátricos, los cachorros y los animales braquicefálicos (bulldog francés, bulldog inglés etc.), ya que van a ser los que más dificultades tienen para llevar a cabo la termorregulación.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

para-bichos-BW.png
Servicios
 
Para Tiendas   
Para Mascotas
Para Veterinarios
Para Laboratorios
Contenidos
 
Blog  
Facebook
Instagram 
Contenidos
 
Blog  
Facebook
Instagram
  • Facebook
  • Instagram