El perro y el gato senior

6-Feb-2019

Comunicación:

Cuando nuestros animales llegan a cierta edad tenemos que tener en cuenta que debemos de llevar a cabo una serie de cuidados especiales.

 

En primer lugar, es importante darles una dieta específica para senior, ya que las necesidades nutricionales en animales mayores no son las mismas que puede tener un cachorro o un individuo de mediana edad. En este aspecto son muchas las marcas comerciales que ofertan este tipo de dietas.

Las características especiales que deben tener este tipo de alimentos destinados a pacientes de edad avanzada son:

  • Fórmula equilibrada en cuanto a las necesidades nutricionales y energéticas de la edad.

  • Debe contener antioxidantes para favorecer la inmunidad, que en este tipo de pacientes puede verse comprometida.

  • Deben estar enriquecidos con ácidos grasos omega-3 para favorecer la salud cerebral y evitar la aparición del síndrome de déficit cognitivo.

  • Recomendable que contenga L-Carnitina para mantener los músculos y articulaciones sanas.

  • Contener nutrientes esenciales para mantener una correcta salud cardiaca y renal.

 

Dentro de los complementos nutricionales que podemos ofrecer a nuestros animales geriátricos, tienen especial importancia los condroprotectores, ya que muchos acabarán desarrollando artrosis en diferentes grados.

Los condroprotectores contienen componentes cuyo objetivo y función es la de favorecer el correcto funcionamiento articular e intentar frenar su degeneración.

En este punto indicar que hay piensos que ya incluyen en su composición estos condroprotectores.

 

Por otra parte, es muy importante mantener una pauta de ejercicio adecuada en nuestros animales mayores con el fin de mantener el desarrollo de la musculatura y evitar la atrofia muscular. Esto nos ayuda a paliar las molestias en el caso de que aparezca el problema de la artrosis, si esto llega a suceder.

 

El mejor ejercicio que pueden realizar “nuestros viejitos” es la natación, ya que es un ejercicio que fortalece la musculatura, pero no causa impacto sobre las articulaciones. Sin embargo, no todo el mundo tiene acceso a este tipo de actividad con su mascota y los gatos no suelen estar muy por la labor. En este caso, la segunda mejor opción es paseos por terreno semi blando como puede ser césped o arena.

Es importante tener en cuenta que en nuestros animales senior se recomienda ejercicio moderado y continuado todos los días, y debe evitarse el ejercicio explosivo de forma puntual.

 

 

Otro punto clave a tener en cuenta en los animales de edad avanzada es la posible aparición de lo que se conoce como Síndrome de disfunción cognitiva.

Es una enfermedad degenerativa, relativamente frecuente en el perro geriátrico, que cursa con diferentes tipos de  alteraciones del comportamiento.

La detección, así como el tratamiento precoz de esta patología, es muy importante para aportar una buena calidad de vida del paciente. El tratamiento tiene varias vías de acción.

 

En primer lugar es muy importante llevar a cabo un correcto manejo ambiental. Este manejo ambiental va encaminado a disminuir el estrés del paciente a través de diferentes estrategias. Algunos ejemplos pueden ser añadir al entorno nuevos olores o sonidos que ayude al animal a orientarse por la casa, intentar utilizar órdenes cortas y sencillas, etc.

También es muy importante en los animales que presenten problemas de eliminación y de micción, intentar incrementar el número de salidas a la calle o, si esto no es posible, facilitar un área en casa para que puedan realizar sus deposiciones sin problema, ya que para nuestros peludos el hacer sus necesidades en casa sabiendo que está mal es una fuente de estrés muy grande para ellos.

 

Los  individuos que presentan este tipo de síndrome, normalmente llevan asociado un trastorno de alteración del sueño vigilia. Para intentar paliar este problema se pueden tomar diferentes medidas, como intentar establecer una rutina de sueño, por el día favorecer la actividad, ofrecer un área de descanso confortable, etc. Nunca debemos regañarle por despertarnos ya que esto va a favorecer la aparición de más ansiedad y puede haber un empeoramiento del problema.

En último lugar, podemos recurrir a la instauración de un tratamiento farmacológico. Tenemos diferentes alternativas según lo avanzado que se encuentre el cuadro.  Para ello habremos de consultar con nuestro veterinario de referencia para que instaure el tratamiento que mejor se adapte a la situación de nuestra mascota.

 

Por último, hacer especial hincapié en la importancia de realizar una revisión veterinaria de forma anual. Estas revisiones deben incluir una exploración física completa, una auscultación cardiopulmonar, medición de la presión arterial, así como una analítica de sangre y orina completa (en gatos es muy importante incluir hormona tiroidea en la analítica sanguínea).


En resumen, debemos cuidar y atender las necesidades de nuestras mascotas hasta los últimos días de su vida intentando siempre mantener una calidad de vida óptima. Es lo mínimo que podemos hacer a cambio de su amistad y cariño incondicional durante tantos años.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

para-bichos-BW.png
Servicios
 
Para Tiendas   
Para Mascotas
Para Veterinarios
Para Laboratorios
Contenidos
 
Blog  
Facebook
Instagram 
Contenidos
 
Blog  
Facebook
Instagram
  • Facebook
  • Instagram