Medicamentos tóxicos para perros: Paracetamol

30-Jan-2019

Comunicación:

El paracetamol (más conocido por su nombre comercial Gelocatil), es un medicamento antipirético (sirve para bajar la fiebre) y analgésico muy utilizado en humanos. Prácticamente en todos los hogares hay una caja de paracetamol y cuando nuestra mascota tiene fiebre, es fácil que pensemos en la posibilidad de automedicarlo con este fármaco.

 

Pero sin saberlo, podemos estar intoxicando a nuestro perro. En el perro, se ha establecido una dosis terapéutica de paracetamol tan solo de 15 mg/kg. Por tanto, una dosis de 150mg para un perro de tamaño pequeño o miniatura puede ser letal. Teniendo en cuenta que el paracetamol que solemos tener en nuestras casas suele ser de 500mg o de incluso 1g, darles un comprimido entero supera en gran medida la dosis terapéutica recomendada para ellos. El paracetamol en cantidades elevadas daña el hígado (hepatotóxico y destruye las células del hígado) y los glóbulos rojos (hemólisis, destrucción de los glóbulos rojos, que son las células que transportan el oxígeno).

Los perros no pueden metabolizar el principio activo igual que nosotros, por lo que tendrán un metabolito tóxico en el organismo que no podrán excretar y producirá daños en diferentes células, como las del hígado.

 

Los síntomas de una intoxicación con paracetamol aparecerán dentro de las 4 horas post-ingestión del fármaco y algunos de ellos pueden ser:

  • Vómitos

  • Dolor abdominal

  • Debilidad

  • Anorexia

  • Disnea

  • Ictericia

  • Taquicardia

  • Edema subcutáneo (cara y extremidades)

  • Cianosis (resultado de una molécula llamada metahemoglobina, que interrumpe la capacidad de los glóbulos rojos de transportar oxígeno a los tejidos del organismo).

La toma de dosis muy elevadas puede tener consecuencias más graves en los perros; un tercio de los animales muere a las 24-72 horas.

Si nos encontramos en el caso de haberle administrado a nuestro perro paracetamol y que presente síntomas, lo llevaremos de inmediato al veterinario y es importante poder informarle de la cantidad de fármaco que le hemos dado y cuánto tiempo ha transcurrido desde ese momento.

 

En el caso de que no hayan transcurrido más de 4 horas, el veterinario intentará eliminar el tóxico induciendo al vómito, lavado gástrico y administración de carbón activo, que atrae las moléculas restantes de paracetamol y evita que sean absorbidas por el tracto gastrointestinal). También realizará una analítica sanguínea completa, un análisis de orina y un examen fecal. Estas pruebas diagnósticas ayudarán a establecer el grado de toxicidad y el mejor tratamiento a seguir en cada caso. La presencia en sangre de metahemoglobina y signos como la ictericia y la hematuria (presencia de sangre en orina), exigen la hospitalización del perro y cuidados intensivos. La presencia de anemia o hematuria, pueden requerir de una transfusión de sangre.

 

La intoxicación está provocada por un metabolito que reduce la concentración de glutatión en hígado y en eritrocitos, y que la principal consecuencia en los perros es la necrosis hepática, es de vital importancia realizar un seguimiento de la funcionalidad del hígado. Así mismo, también es importante observar la función renal. Es probable que como tratamientos de apoyo se incluya la oxigenoterapia, así como la fluidoterapia intravenosa para mantener una hidratación adecuada y el equilibrio electrolítico del animal. La acetilcisteína se considera un antídoto contra la toxicidad del paracetamol, mientras que la vitamina C reduce los niveles de metahemoglobina en sangre.

 

Tras el primer tratamiento de la intoxicación, el veterinario deberá realizar un seguimiento del caso, para ello deberá monitorizar los niveles de metahemoglobina en sangre. También deberá controlar los niveles de glutatión en sangre, para ver si el tratamiento está siendo efectivo, así como los niveles de enzimas hepáticas en sangre para determinar el daño hepático. Si estas enzimas continúan aumentando 12-24 horas post-ingestión, la situación se complica y la muerte del perro por daño hepático puede ocurrir en sólo unos pocos días.

Por todos estos motivos, es vital una actuación rápida por parte del propietario y del veterinario cuando se sospeche de una intoxicación por paracetamol.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

para-bichos-BW.png
Servicios
 
Para Tiendas   
Para Mascotas
Para Veterinarios
Para Laboratorios
Contenidos
 
Blog  
Facebook
Instagram 
Contenidos
 
Blog  
Facebook
Instagram
  • Facebook
  • Instagram