Animales en peligro de extinción en España

21-Nov-2018

Comunicación:

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza es una agencia no gubernamental asociada a la ONU que tiene la autoridad y  las competencias para elaborar y actualizar, en colaboración con los órganos competentes de cada estado miembro, una lista roja donde declara y clasifica las especies animales amenazadas a nivel mundial. Simplificándolo mucho, se identifican tres categorías: animales extintos, animales amenazados y animales fuera de peligro.
 

En España, existen algo más de 150 especies animales catalogadas como vulnerables o en peligro de extinción. La mayoría son aves (52), seguidas de invertebrados (34), mamíferos (33), reptiles (13), peces (13) y anfibios (8).

 

Casi siempre se habla de los esfuerzos para la recuperación del lince, el oso pardo o el lobo, pero existen muchas otras especies cuya supervivencia en los próximos años no está garantizada. Estos son algunos ejemplos de especies vulnerables o en peligro de extinción en España:
 

1.- El Quebrantahuesos
 

Es un ave de gran tamaño que puede alcanzar hasta 2,8 metros de envergadura y 6 Kg de peso. Se trata de la única ave osteófaga (comedora de huesos) del planeta y su nombre viene de su particular técnica de lanzar los huesos al aire en zonas rocosas para fraccionarlos en trozos más pequeños para su posterior ingesta. Vive en zonas de alta montaña y abruptas sierras, planea durante horas y solo desciende a praderas y campos de zonas altas en busca de comida. Se encuentra en peligro de extinción en toda Europa debido al uso ilegal de venenos y a su persecución directa (caza, expolio de nidos…), lo que ha dado lugar a que sólo se mantengan algunas poblaciones pequeñas y aisladas, siendo la de los Pirineos la única considerada como viable en Europa.
 

 

 
 

2.- El Lince ibérico
 

En 2017 se contabilizaron 589 ejemplares de Lince ibérico en libertad, distribuidos en ocho grupos poblacionales en la península ibérica. Los esfuerzos de conservación de esta especie están dando resultados, ya que en 2002 quedaban menos de 100 linces en la península ibérica y gracias a un programa de cría en cautividad su número ha aumentado considerablemente. Las principales causas que hicieron que estuvieran en peligro crítico de extinción fueron la destrucción de su hábitat, la disminución de la población de conejos (de los que se alimentan casi exclusivamente), y los atropellos.


 

 
 

3.- El Oso Pardo
 

Aunque en los últimos años el censo de Osos Pardo en los Pirineos ha aumentado, siguen considerándose una especie en peligro de extinción. En la actualidad, quedan unos 200 ejemplares en España, según estimaciones de la Fundación Oso Pardo. En la Cordillera Cantábrica habita una población estable formada por 180 ejemplares, mientras que 39 osos fueron detectados en los Pirineos en 2016. La construcción de estaciones de esquí y de minas a cielo abierto han contribuido a reducir su hábitat.

 

 

 

4.- El Urogallo Cantábrico
 

Un programa que destinó 5,5 millones de euros para su recuperación no consiguió su preservación y los expertos creen que no quedan más de 200 ejemplares en los Pirineos y en la Cordillera Cantábrica. Hace más de 10 años se contabilizaban unos 500 ejemplares por lo que su población ha disminuido notablemente. La caza indiscriminada, el aumento de los depredadores (en especial ciervos y jabalíes) y el cambio climático, son algunas de las causas que han llevado a esta especie a considerarse en peligro de extinción. Aunque ahora, se sabe que la caza de urogallos cantábricos durante el siglo pasado fue realmente el origen del declive que ha llevado a la especie al borde de la extinción.

 

 

 

5.- Foca Monje del Mediterráneo
 

En la actualidad, en aguas del mediterráneo sólo queda un pequeño grupo de focas muy dispersas entre las islas de Grecia y Turquía. En España es una especie extinguida. El tráfico marino, la contaminación, las agresiones directas o la pesca han hecho que las poblaciones de estas focas disminuyeran en todos los lugares donde eran abundantes. El Ministerio para la Transición Ecológica está ultimando los trámites para reintroducir esta especie en la isla canaria de Fuerteventura en 2019. La nueva población se formará con ejemplares traídos desde Cabo Blanco (Mauritania) y vivirán en un entorno tranquilo con escasa densidad humana, turismo respetuoso con el medio ambiente y el carácter artesanal de la pesca (prohibido el arrastre y el uso de redes de enmalle). El de Fuerteventura será un punto estratégico y de puente genético entre la población de Cabo Blanco (la colonia más importante del mundo) y la de Madeira (Portugal).

 


 

Otros ejemplos de especies en peligro de extinción son el Lobo ibérico, la Ballena vasca, el Águila Imperial Ibérica, la Cigüeña Negra, el Camaleón Común, el Lagarto Gigante de El Hierro, la Tortuga mora y la Tortuga Mediterránea, de la cual únicamente se observan especímenes en libertad en algunas zonas de Cataluña y de las Islas Baleares.







 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

para-bichos-BW.png
Servicios
 
Para Tiendas   
Para Mascotas
Para Veterinarios
Para Laboratorios
Contenidos
 
Blog  
Facebook
Instagram 
Contenidos
 
Blog  
Facebook
Instagram
  • Facebook
  • Instagram